Notas de viaje de dos malungos, note di viaggio di due malunghi: Colombia, Italia, India, Nepal, Thailandia, Burma/Myanmar.

Miradas.

Para poder contar quisiera tener, además de la cámara de fotos, una grabadora para compartir sonidos y música, los pasos vacilantes y determinados de nuestros pies en este conocer y conocernos. Quisiera también, un recolector de olores para que al lado nuestro pudieran recorrer esta India llena de especies y plantas, desiertos de arena y tierra verde. Quisiera un almacenador de sabores para decir más sobre esta comida que no para de sorprendernos y de jugar con nuestro gusto, quisiera incluso poder registrar este clima caluroso y melcochudo que nos acompaña en la piel.

Todo esto quisiera y sin embargo soy afortunada… confieso que tengo fascinación por las miradas, por la forma penetrante que tienen de mirar las mujeres, los hombres, los niños y las niñas. Sus miradas son profundas como escrutando el alma, llegando al fondo y al final mientras mueven de lado a lado la cabeza. Me dejo mirar así profundo, y entonces de a poco voy abriendo yo misma la mirada, voy entendiendo lo que significa y entonces ya no lo nombro… ¡Es simplemente una suerte de complicidad!

.

.

.

.

Tengo la cámara de fotos y esto es lo que hoy cuento. Tengo la cámara de fotos y esto comparto: Miradas que se cuentan por sí mismas.

P.

2 responses

  1. En las miradas, en todas estas miradas, en las personas en los colores en las sonrisas en los ojos que te rascan el alma.

    En todas las miradas hay una.

    Una que resalta que vemos que admiramos, una mirada: la tuya.

    Atenta, compasionevole, llena de carino de cuidado de amor para lo que ves, para las miradas que te miran detras de la camara, para la gente, para las mujeres los ninos.

    Tu maravillosa mirada para la gente que encontramos por las calles de nuestra India.
    L.

    (y perdoname por la falta de tildes de estos teclados Indianos..)

    20 October, 2010 at 10:03 pm

  2. Leonor

    Encuentro esto después de haberlo buscado. Encuentro en esto también sus miradas (las de Paula y las de Francesco), tan lejos pero siempre tan cercanas. Su sensibilidad nos llega hasta acá, nos inunda.
    Tráigannos todo ese amor, toda esa felicidad, esa tranquilidad.
    Los adoro.

    23 November, 2010 at 8:56 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s