Notas de viaje de dos malungos, note di viaggio di due malunghi: Colombia, Italia, India, Nepal, Thailandia, Burma/Myanmar.

Magia de Viaje.

¿Qué cuándo empezó?

Yo misma intento saberlo, intento recordar cuándo fue que me impregné de la emoción de andar con una maleta al hombro. Podría decir que fue en ese lugar de selva mística y verdes caudalosos, con el azul mar constante y el descubrimiento de mi ser en ese silencio de tormentas nocturnas y ríos de cristal, en el momento clave cuando me sumergí en el Tolo y miré hacia arriba a través del agua, las ramas precisas de una Bonga, unas ramas que parecían nacer más bien del cielo y conectarse hasta la tierra. Mis piecitos parados en la mitad de una pequeña canoíta de madera que se debate sobre el agua:

¿A dónde, a dónde irás ahora?

Ahora tengo el pelo un poco más largo y estoy recuperando esos mismos piececitos de movimiento y canoa que estuvieron quietos en la tierra más del tiempo necesario, ahora, después que finalmente descubrí el sentido de esa selva mística y del azul mar ya no afuera si no adentro, acá cerquita al corazón: viajo.

Dejo en mi cuarto a Gopalito, a mis libros y a un orden extraño, un orden que no es el mío y que siento más bien vacío. Me llevo conmigo a las sonrisas de las personas que quiero y que marcan mi historia pero también el rumbo, viajo con lo que tengo de las mujeres y sus hijos iluminando el camino, como esta cicatriz que llevo en el brazo y que me hace recordar la entrega, el corazón entero que les dejo y que habla cada vez que estoy con ellas y ellos, cada vez que juntos descubrimos la posibilidad de renombrar cuerpos, recuerdos, lugares que son paz después de ser violencia.

Por ellas, hace un año estabas tú. Caminaba junto a ti y sin saber, compartíamos ya una ola, nuestra ola… un movimiento acompasado y libre, silencioso y con colores que nos llenaron y nos llenan de sorpresa.

Y ahora que estás en mi corazón, en su centro liviano que es aire y que es sangre: viajamos.

Todo listo antes de salr…

Maletas listas, corazones dispuestos y una magia que quemamos juntos y que marcó el inicio del camino, blanco su color bajo una llama fulminante y decidida. El Malungaje es todo eso que se queda, todo lo que se viene con nosotros, todo lo que nos espera para construir la magia de este viaje: juntos.

P.

One response

  1. Flotamos, la magia es blanca tiene calor (mucho mucho mucho calor) como una llama como la llama que llevamos adentro como la llama que no podemos apagar que compartimos, malungos.

    Flotemos entonces, y viajemos.

    Mucho hay que ver, mucho hay que descubrir, mucho descubriremos, juntos.

    L.

    31 August, 2010 at 12:21 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s